MANTENIMIENTO WEB PARA WORDPRESS

CÉNTRATE EN TU NEGOCIO Y OLVÍDATE DE WORDPRESS, POR SÓLO 30€/MES

MÁS INFORMACIÓN

Apple también está en las nubes

Ultimamente está haciéndose muy popular el término de “nube” o “la nube” en cuanto a las aplicaciones de la Internet. Este hace referencia a la tecnología de “Cloud Computing”, consistente en grandes servidores de alto rendimiento con conexión a Internet que corren servicios web atendiendo peticiones en cualquier momento.

Si bien está de moda no es algo totalmente nuevo, cuando utilizamos correos electrónicos como Gmail o Hotmail lo estamos utilizando. Nuestros mensajes no son almacenados localmente en nuestro ordenador sino en servidores transparentes para nosotros. Con tener conexión a la red nos basta para entrar, ver, enviar, borrar y almacenar nuestros datos sin otro software más que el navegador web. De esto se trata “la nube”, de permitir que los usuarios tengan sus contenidos “fuera” de su ordenador, con menos software para gestionarlos y acceder a ellos a través de la red.

Una de las aplicaciones de este tipo que están floreciendo son las referidas a los contenidos multimedia, especialmente música. En lugar de cargar nuestro ordenador con miles de canciones, las tenemos “en la nube” y accedemos a ellas cuando queramos escucharlas. Apple, a través del iTunes, es una de las compañías que más le han hincado el diente a la música a través de Internet. Ahora da el paso y lanza el iCloud, que no sólo sirve para música.

Con el iCloud los usuarios pueden tener acceso a su música preferida pasando a través del iTunes Match. Este servicio da acceso a sus usuarios a 25.000 temas musicales con un pago anual de sólo 25 dólares. Además iCloud ofrece 5 gigabytes para almacenar archivos como correo electrónico, documentos y copias de seguridad. Por el momento otros tipos como las fotos se almacenan sólo 30 días.

La nube de Apple entra en directa competencia con otros prestadores de servicios como el Music Beta de Google y el Cloud Drive de Amazon, adversarios nada despreciables por cierto.