AYUDA WORDPRESS PARA EMPRENDEDORES

TE AYUDO A CREAR Y MEJORAR TU PÁGINA WEB

CONTÁCTAME

Pasos para crear una web efectiva en nuestro negocio

Crear una web efectiva

Todos queremos crear una web efectiva, es decir que logre transmitir nuestro mensaje captando al público y manteniéndolo interesado para que vuelva. Depende de nosotros que eso suceda, de cómo hemos diseñado nuestro sitio y de la experiencia de navegación que éste le transmite al usuario.

Aquí vamos a explorar los principios que debemos seguir para que nuestro sitio web cumpla con estas premisas. Ellos dependen no sólo de un diseño atractivo, sino también de las funcionalidades que se ofrecen. En definitiva hay un conjunto de factores que harán efectivo a nuestro sitio y ellos serán juzgados no de nuestra parte, sino desde la óptica del público.

Comúnmente ocurre que al desarrollar un sitio uno se enfoca mucho en un diseño atractivo, quizá por otra parte en los beneficios que pueda dejarnos. Esto puede alejarnos de la efectividad y de la perspectiva del usuario, lo que en cuestión de tiempo redundará en menos visitas, mayor tasa de rebote, mal posicionamiento en buscadores.

En resumen, la efectividad de nuestro sitio es la que determinará si nuestro negocio será exitoso, no un diseño moderno o muchas funcionalidades. Es necesario entonces que cambiemos nuestra óptica y nos pongamos en los zapatos del usuario mientras lo vamos creando. Aquí vamos a explorar los principales aspectos a considerar para trabajar hacia nuestro objetivo.

Conocer a nuestro público objetivo

Si te decía que es necesario ponerse en el lugar de tu público, eso implica el poder conocerlo. Las personas tenemos ciertas facetas en común, en general cuando llegamos a una nueva página echamos un vistazo rápido y luego iremos hacia algún enlace que captó nuestra atención. Así que por aquí tenemos una primera pista, el usuario busca cosas interesantes, atractivas donde hacer clic.

Ahora podemos dar un paso más y pensar en nuestro público objetivo específico. La pregunta sería ¿qué buscan o qué puede interesarles a nuestros visitantes? En caso de que aún no estés seguro de ello, puedes comenzar realizando una encuesta en tu propia web y preguntarles directamente. No habrá mejor fuente de información que ellos mismos. Otra opción es la herramienta Google Analytics, de la que te he comentado en otras publicaciones de este sitio, que también puede darte muy buena información.

Voy a contarte algunas características generales más del público que navega por la web:

  • Les importa mucho la calidad del contenido, si el tuyo es bueno aumentará tu credibilidad y les darás razones para confiar en ti. El contenido es más importante que un buen diseño (aunque eso no quiere decir que no trabajes en esto también).
  • El público no lee exactamente todo el texto que aparece en tus páginas, más bien te diría que hace un escaneo visual, concentrándose en porciones de tu página que le resulten interesante.
  • Cada vez son más impacientes, esperan menos por alcanzar lo que quieren. Eso significa que tus páginas deben cargar rápido y conducirlos en forma clara y directa hacia donde quieren llegar. Cuanto más intuitiva sea la navegación de nuestro sitio, mejor será la experiencia para los usuarios.
  • Relacionado con el punto anterior tenemos que las opciones de los usuarios no se basan en criterios de orden o jerarquía. Ellos no irán tomando opciones en ningún orden preestablecido ni por la jerarquía que nosotros le demos. Simplemente se inclinarán por lo que a ellos le resulte más atractivo. Utilizan su intuición como criterio, lo que encuentren como útil o funcional, lo seguirán haciendo. Sin embargo, dada nuestra naturaleza, recuerda que la lectura se realiza de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Sería sensato priorizar los contenidos según esos espacios.
  • Les gusta tener el control, les molesta que su navegador realice acciones que ellos no ejecutaron voluntariamente, como pueden ser las ventanas emergentes o las nuevas pestañas. De hecho cuando un sitio comienza con este tipo de acciones se molestarán rápidamente, especialmente si se trata de anuncios publicitarios.

Una navegación clara e intuitiva

La experiencia de navegación es clave para la efectividad. Los usuarios necesitan poder moverse libremente y fácilmente por nuestro sitio. Un sitio claro permitirá que ellos se muevan como prefieran a través del sitio.

Las características que harán de la navegación algo simple dependen de cada tipo de sitio en particular. Los usuarios de blogs están acostumbrados a un formato, mientras que los compradores de una tienda online sabrán moverse en otro. El darle a los visitantes lo que esperan encontrar es una de las claves en este aspecto.

También en este punto entra en juego lo que hablamos sobre las esperas y los tiempos de carga. Si tus páginas toman mucho tiempo en cargarse, diría más de 10 segundos, la navegación se torna engorrosa e incómoda.

Comunicar directa y concretamente

Es importante que quienes llegan a nuestro sitio puedan saber rápida y claramente qué pueden encontrar allí. Nadie se tomará el tiempo de leer y navegar a través de varias páginas hasta saber de qué trata el sitio. Si no lo saben rápidamente simplemente se irán.

Apenas lleguen a tu página de inicio deberán saber qué estás ofreciendo. Ya sea un producto, un servicio, una cierta temática, hay que mostrárselos de inmediato. Si les interesa y quieren seguir leyendo, podrás ir contándoles más acerca de ello, con más detalles y descripción más profunda. Pero eso deberá venir luego.

Aquí entran en juego muchos otros elementos y recursos que debemos aprender a utilizar en la medida justa. Hay que utilizar títulos, descripciones, imágenes, formas y colores, diseños, etc., todo ello habla sobre lo que ofrecemos. Recuerda que no podemos ponerlo todo en una sola instancia porque no lograremos que el público lo vea y corremos el riesgo de que se focalice en cosas secundarias.

Otro punto importante es repetir consistentemente nuestro mensaje a lo largo de todo el sitio. Si bien iremos diciendo más y nuevas cosas, debemos ser coherentes con lo que dijimos que ofrecemos e irlo manteniendo presente en varias de nuestras páginas.

Contenidos específicos

Quizá hayas visto en mis otros contenidos la idea de que “menos es más”. Se enfoca en el concepto de que cuando nos enfocamos en algo podemos obtener mejores resultados. Quizá tengas la tentación de tener en tu blog una gran cantidad y diversidad de contenidos, hablar de todo e intentar atraer a una gran comunidad de usuarios.

Lo cierto es que el público busca cosas en concreto y dado que la web está repleta de información, le gusta encontrar sitios que se especializan en los puntos que están buscando. Por eso es importante que tú encuentres tu especificidad dentro de tu temática. En mi caso es el diseño web, específicamente con WordPress y trabajando con el Genesis Framework.

Esto te ayudará a aumentar tu popularidad y reconocimiento como experto en un tema en concreto. A la vez te permitirá orientar todo tu accionar a un grupo específico de público, tener una comunidad objetivo en concreto de la cual podrás conocer a fondo sus preferencias y necesidades. Eso te ayudará a brindar un servicio más orientado y lograr una mayor satisfacción de su parte.

Un estilo que se corresponda con nuestro público

Siguiendo con el punto anterior, cada sector del público tiene sus preferencias y gustos. No es lo mismo un diseño para un servicio de marketing online que uno para un sitio de citas y parejas. Cada público quiere un estilo determinado y espera encontrarse con algo familiar.

Por esto es importante que no hagamos directamente el diseño que a nosotros nos gusta, sino partir de la base del diseño que el público espera. A ti podrán gustarte las flores y la naturaleza, por ejemplo, pero si tu sitio es sobre música heavy metal, ese estilo no tendrá mucho que ver con lo que tus lectores esperarán encontrar. Así es que podrás utilizar tu gusto personal, siempre y cuando te muevas dentro de los de tu público.

Ten en cuenta también el tipo de letra que utilizarás en tus textos. Hay algunos más formales, otros más modernos o juveniles. Algunos no son de fácil lectura a pesar de tener un diseño muy artístico. Tampoco varíes demasiado en estilos, puede resultar distorsionante. Te recomiendo no utilizar más de 3 tipos de fuentes diferentes, aunque sí puedes recurrir a otros estilos como negrita, subrayado, cursiva, etc.

El diseño y estilo es algo muy importante para los usuarios, ya que se trata de la primera impresión y sensación que tendrán cuando lleguen. Pero recuerda, como ya vimos aquí anteriormente, que un gran diseño nunca podrá suplantar a los contenidos. Hay que trabajar en el diseño pero sabiendo que el contenido es lo más importante y nada podrá compensar sus puntos débiles.

Evita las distracciones al usuario

Ya hemos visto que los usuarios no siguen ningún criterio al analizar tus páginas y que no estudiarán la totalidad de tus contenidos, sino que se enfocarán en algunos pocos que le llamen la atención por algún motivo. Es importante entonces que evitemos las distracciones y cuidemos que el público no se enfoque en cosas que no son importantes, en otras palabras, que no son efectivas para nuestro sitio.

Por ejemplo, si tus páginas están inundadas de publicidad, y lo peor, ésta no tiene nada que ver con tu temática, estamos corriendo el riesgo de que la atención del público se centre en algo que no tiene conexión con nosotros. Esto podría provocar que el visitante no encuentre algo interesante y se vaya o que sea dirigido a otro sitio lejos del nuestro.

Lo mismo puede suceder con los avisos ocultos, que aparecen al hacer clic en algo que dice ser otra cosa, las ventanas emergentes, contenidos multimedia que se reproducen automáticamente, etc. Todas las distracciones quitarán el foco del usuario de tu contenido.

Esto no significa que tu sitio no pueda incluir publicidad, ni ventanas emergentes o contenidos multimedia. Pero deberás estudiar cuidadosamente cuáles y cuántos vas a insertar en tus páginas. Lo mejor es que éstos tengan relación con tu temática y refuercen tu mensaje.

Dar la posibilidad de interactuar a los usuarios

Con frecuencia el público querrá contactar al administrador del sitio. La gente quiere encontrarse con gente, no con sitios fríos que no tienen a nadie detrás. Ya sea una tienda online donde alguien quiere preguntar por un producto, o un blog donde un usuario quiere sumarse a una discusión con su comentario, la interacción del público con tu web enriquece y es buena señal para el resto de los visitantes.

En este sentido será bueno que ofrezcas diferentes formas de contactarte. Puede ser la posibilidad de comentar tus entradas o un formulario de contacto en tu web. Es recomendable que esto sea fácil de encontrar, quizá puedas incluir un enlace en todas tus páginas.

Además, será muy importante que al recibir los contactos puedas responder rápidamente y de forma personalizada, evitando las respuestas genéricas. Un sitio que no ofrece formas de contactar o demora en responder las preguntas, demuestra desinterés hacia su público o que eso no es una de sus prioridades.

La accesibilidad

Este es otro punto clave, ya que si alguien no puede acceder con comodidad a tu sitio, menos podrá tener una buena experiencia de navegación. Este concepto involucra varios factores, pero principalmente debemos volver a ponernos en los zapatos de nuestro público.

Si por ejemplo nuestras visitas vienen en gran número provenientes de dispositivos móviles, es imperioso que contemos con un diseño responsivo que se adapte a distintas pantallas y resoluciones. En este caso no sería inteligente utilizar contenidos “pesados”, de carga lenta, elementos tipo flash. Sin embargo si nuestro sitio es por otro lado, digamos de desarrollo de contenidos multimedia, los requisitos serían totalmente distintos. En este caso la accesibilidad quizá implique que no cualquier persona pueda acceder, pero si nuestro público objetivo.

Pon a prueba tu sitio para crear una web efectiva

Para convencerte de que todo está funcionando como tú esperabas desde la óptica del usuario, es que te recomiendo que pongas a prueba tu sitio de manera frecuente y periódica. De hecho, hazlo con más asiduidad al principio, cuando estás comenzando. Aquí te dejo algunas reflexiones acerca del testeo:

  • Es más sencillo descubrir las fallos si lo examinamos al principio, como también será más simple arreglarlos que si lo hacemos más tarde.
  • La prueba de tu sitio es un ciclo que se repite constantemente. Luego de que has desarrollado algo lo testeas, descubres fallos que mejoras haciendo modificaciones y luego vuelves a poner a prueba las nuevas estructuras.
  • El evaluar siempre dará buenos resultados, aunque éstos puedan ser muy pequeños, pero nunca será perjudicial ni estará de más.
  • El examinar necesita de un tercero. Uno mismo no puede ser objetivo de su propio trabajo, por eso te recomiendo que pidas la asistencia de otros que te den su opinión. De hecho, ellos pueden ser tus mismos usuarios, a quienes podrás invitar a rellenar una encuesta acerca de tu sitio y cómo se sienten al utilizarlo. ¿Quién mejor que ellos para decirte cómo se vive la navegación en tu web?

Mantente actualizado

Por último, ten en cuenta que las tendencias y preferencias del público evolucionan y cambian. Lo que aquí te estoy exponiendo ahora puede que deje de ser válido en un futuro, así que siempre deberás mantenerte actualizado de las tendencias y comportamiento de tu público objetivo. Una comunicación fluida puede ser la clave en relación a esto.

Ahora te toca a ti, ¿qué técnicas utilizas para crear una web efectiva? ¿qué te ha parecido esta guía?

Artículos recomendados