MANTENIMIENTO WEB PARA WORDPRESS

CÉNTRATE EN TU NEGOCIO Y OLVÍDATE DE WORDPRESS, POR SÓLO 30€/MES

MÁS INFORMACIÓN

La dilación, el asesino de la productividad

En nuestros emprendimientos tendremos siempre tareas que haremos con gusto, que nos motivan y apasionan, pero seguramente también tengamos de las otras. Nadie escapa a obligaciones que nos resultan aburridas, rutinarias, pesadas y poco motivantes. Son parte también del trabajo y muchas veces tenemos la tentación de dejarlas para más adelante, de posponerlas tanto como sea posible. Sin saberlo esto afecta severamente nuestra productividad.

Todo lo que hacemos forma parte de nuestro negocio, las tareas que no nos placen también. El dejarlas para último momento o no dedicarles el tiempo que merecen, obviamente va en detrimento de los resultados. Esto puede volverse una costumbre, lo que empeora aún más las cosas, ya que uno se acostumbra a dedicar muy poco tiempo a todo lo que no nos resulta interesante. Ese tiempo irá acortándose en el futuro, provocando una disminución progresiva y sostenida de la productividad. La dilación puede ser causada por diversos factores, entre los cuales se encuentran la depresión y el perfeccionismo. Quienes sufren de una desmotivación aguda tenderán a postergar las responsabilidades resistidas. Al mismo tiempo los obsesivos de la perfección sabrán que no podrán realizar la tarea desmotivante cumpliendo con sus altas expectativas y tenderán a rechazarla.

Para hacer frente a la dilación existen algunos consejos muy sencillos. Una opción es fijarse un tiempo para cada tarea y respetarlo, de manera de comprometernos a cumplirlas en un lapso prestablecido. Será fundamental dejar de lado toda posible distracción que nos sirva como excusa para escapar de las tareas, especialmente el correo electrónico y las redes sociales. También es recomendable no emprender varias tareas simultáneamente, sino una a la vez hasta finalizarla. El comenzar con estas obligaciones con suficiente tiempo nos implicará no tener que terminarlas de manera apresurada y disminuirá nuestra presión frente a los plazos.