MANTENIMIENTO WEB PARA WORDPRESS

CÉNTRATE EN TU NEGOCIO Y OLVÍDATE DE WORDPRESS, POR SÓLO 30€/MES

MÁS INFORMACIÓN

Facebook “sigue” ideas de Twitter

Unas de las características más representativas de Twitter es la opción de “seguir” a un usuario. A través de él agregamos a nuestra lista las personas que queremos tener más a mano, para leer sus tweets más rápidamente.  El botón de “Follow” o “Seguir” es de lo más típico de esta red. Su contraparte de Facebook utilizaba un procedimiento diferente, el de los “amigos”. Recientemente Facebook ha incorporado una nueva funcionalidad, la de “Suscribirme”, con la cual parecen emular a Twitter.

Además de la posibilidad de hacerse amigos, el botón de “Me gusta”, comentar publicaciones, mensajes de muro, entre otros; Facebook tiene ahora la opción de “Suscribirme”. Esta es muy similar al “Seguir” de Twitter. El “Subscribe Button” nos permitirá recibir actualizaciones de los estados de los usuarios a quienes nos suscribamos, aunque no seamos sus amigos. Además otros pueden suscribirse a nosotros, recibiendo así nuestras publicaciones aunque tampoco sean amigos.

Todo esto amplía nuestras opciones de compartir información en la red. Podemos permitir la suscripción a quienes nosotros queramos y también configurar qué cosas recibirán de nuestra parte. Recientemente las opciones de compartir con amigos se habían incrementado y ahora esto nos trae más posibilidades de diferenciar qué y quiénes reciben nuestra información. La opción de suscribir debe ser activada en nuestro perfil para permitir que otros se suscriban a nosotros. También desde allí damos los permisos y gestionamos las suscripciones que recibimos. La opción parece ser buena pensando en personalidades reconocidas y famosos que puedan dejar información al público sin el nivel de profundidad de las amistades.

El “Follow” de Twitter es algo similar, permite que las actualizaciones de quienes seguimos aparezcan en nuestra cronología y autoriza el envío de tweets privados o mensajes directos. También en nuestra página se muestra a quiénes seguimos y quiénes nos siguen a nosotros. Los seguidores además requieren una autorización y pueden ser eliminados.

Es evidente que las opciones de “Seguir” y “Suscribirme” se asemejan muchísimo. Punto para Twitter, en esta dupla que lo tiene como segundo y lejos. También punto para Facebook que no tiene reparo en imitar lo bueno de sus competidores.