MANTENIMIENTO WEB PARA WORDPRESS

CÉNTRATE EN TU NEGOCIO Y OLVÍDATE DE WORDPRESS, POR SÓLO 30€/MES

MÁS INFORMACIÓN

El que mucho abarca poco aprieta, filosofía de Nintendo

Nintendo es una de las compañías líder en el mercado mundial de los videojuegos. Cuenta con una gran y reconocida trayectoria, una permanente evolución y un presente envidiable para muchos. Es la inventora del revolucionario “Gameboy” y personajes íconos de los videojuegos, que continúan dando tela para cortar, como el Super Mario Bros, nacido en 1985 y llevado hasta la pantalla grande en Hollywood.

Siendo un proveedor de tanto éxito tuvo la idea de incursionar en uno de los mercados con mayor crecimiento en estos tiempos, el de las aplicaciones para teléfonos inteligentes. Estudios indican que habría más de 100 millones de smartphones vendidos en el mundo, cifra que superaría la de los ordenadores personales. Por otra parte el crecimiento en el uso de teléfonos inteligentes estaría en el 87% anual. Si a esto sumamos otro dato que cuenta que el 83% de los usuarios juega con su teléfono al menos una vez a la semana, la idea no parecía para nada mala.

Nintendo comenzó lanzando el juego Pokemon para esta plataforma, otro de sus personajes famosos y con mucho éxito. Sin embargo esta decisión repercutió negativamente en la cotización de la compañía en la bolsa, incluso esta reacción fue casi instantánea. La hipótesis más fuerte de este fenómeno es que Nintendo entró en directa competencia con dos gigantes de este terreno: Google y Apple. Estas firmas cuentan con una oferta de aplicaciones en este terreno muy grande y difícil de igualar, además de una vasta experiencia y un momento de crecimiento prolongado.

Así fue que la empresa decidió poner freno y dar marcha atrás velozmente de su decisión. No incursionará en el mercado de juegos para smartphones, sino que se centrará en aplicaciones para sus propias plataformas. El Pokemon llegará a los teléfonos inteligentes bajo otro sello a quien se dio la licencia.