AYUDA WORDPRESS PARA EMPRENDEDORES

TE AYUDO A CREAR Y MEJORAR TU PÁGINA WEB

CONTÁCTAME

10 pasos para hombres tecnológicos entre 35-45 que quieren convertir visitas en clientes

Hombres tecnológicos

Éste es un post invitado de Ana Bizarro.

Si quieres conectar con Ana en las redes sociales lo puedes hacer a través de Twitter, Facebook y Google+.

Escribir en un blog amigo no es que sea algo sencillo pero me encanta la energía y la filosofía de José Antonio por lo que me voy a esforzar mucho en conectar con sus lectores. Uno de sus últimos artículos es un gran ejemplo: Ser emprendedor, un camino hacia lo desconocido.

Coincidimos en una formación de alto impacto para blogueros en donde nos enseñaron, entre otras, cómo redactar un artículo en un blog para seducir a tu audiencia. Se llama copywritting. Y es un buen camino para convertir visitas en clientes.

Lo primero que le pregunté a Jose Antonio, para poder conectar con sus seguidores, fue cual es su audiencia. Son hombres de 40 a 45 años, que buscan mejorar su web para aumentar las conversiones, con un poder adquisitivo medio y con conocimientos básicos a nivel técnico. ¡Qué nicho tan interesante! Porque también es mi nicho. Ejecutivos en plena reinvención profesional en busca de un equilibrio emocional y de más tiempo para disfrutar de su vida. Josí Antonio te lo explicó con su experiencia del menos es más.

José Antonio vende tecnología 2.0, yo quiero vender deporte 2.0.

¿Cómo vive un hombre una crisis profesional y personal a los 40?

A ver si te reconoces en la descripción de mi lector ideal.

  • Hombre, elegante, licenciado en marketing (con varios masters) lleva más de 10 años trabajando de comercial, con una cartera de clientes importantes, para varias empresas tecnológicas. Un hombre con responsabilidad profesional.
  • Felizmente casado, padre de 2 preciosas niñas, vive en una casa (hipotecada) con jardín a las afueras de una gran ciudad.
  • Le gusta veranear en la playa y escaparse por Reyes a esquiar con su familia.
  • Todo le sonríe hasta que un día su mujer le pide el divorcio (cuernos con su mejor amigo) Y ocurre mucho más de lo que nos pensamos (!)
  • Su familia de alto nivel adquisitivo le cede un piso para reencontrarse con sus hijas de 6 y 8 años cada 15 días.
  • En poco tiempo sus gastos se duplican y sus ingresos disminuyen (variables fuera) llegando incluso a temer por su puesto de trabajo… Y, como previsto, ha sido despedido este mismo año.
  • Su salud y su físico se están deteriorando… acaba de cumplir 40 años. Está perdido, sin apoyo emocional, sin ilusión, sin rumbo…
  • Lee mi blog porque transmito optimismo, alegría y le inspiro confianza para empezar a retomar su vida, su autoestima y su sueño de ser libre profesionalmente. Y también porque quiere empezar a cuidarse físicamente, mentalmente y espiritualmente.

¿Porqué conozco bien a este tipo de hombres?

Principalmente porque llevo 13 años trabajando muy cerca de ellos. Soy gerente de una pyme que creé en 2002 y mi trato con clientes, proveedores, acreedores, consultores, compañeros de sector es mayoritariamente masculino. Además debo reconocer que me gusta trabajar entre hombres. No es fácil pero es un reto, y de negocios saben mucho. Las cosas como son. Y yo estoy emprendiendo de nuevo, pero esta vez en la nube, y sus conocimientos tecnológicos me ayudan y mucho. Franck Scipion es mi maestro, y su función es hacer disparar mis neuronas a la velocidad del rayo. Y lo consigue.

Creo que los hombres de negocios (racionales o tecnológicos) deben trabajar las emociones para seguir brillando en los negocios del siglo XXI. Y para ello solo hay un camino: entrenar. Estamos en la era del corazón. Sabemos entrenar la mente pero no debemos olvidarnos del corazón.

La era industrial se ha terminado, como bien dicen muchos expertos, en concreto Borja Vilaseca en su libro “Qué harías si no tuvieras miedo” y Juan Carlos Cubeiro, en su libro “Del Capitalismo al Talentismo“.

¿Cómo puede trabajar un hombre este equilibrio vital?

Fui bailarina de pequeña, practicando toda mi vida el fitness por afición y enganchada al ciclo indoor desde el año 2000. El verano pasado obtuve mi certificación de monitora de ciclo indoor porque mi misión es:

Introducir el deporte en el ámbito laboral para entrenar el corazón.

Y el deporte es, para mi, LA herramienta NATURAL del siglo XXI para cuidar nuestro cuerpo, nuestro corazón, nuestra mente y por supuesto nuestro alma.

¿Por qué os pensáis que José Antonio está mejorando tanto profesionalmente? Pues sí, porque practica el deporte como filosofía de vida sana.

El hombre cada vez está más presente en la educación de sus hijos (hay mucho que andar todavía) Un hijo es un cambio, dos hijos una revolución y tres hijos un terremoto de escala 8.0 (!!!)

Es tremendamente complicado conciliar vida laboral y vida familiar pero ¡es posible! Hay que aplicar unos sencillos pasos.

  1. Conocerse, amarse, amar y dejarse amar.
  2. Conectarse con la energía humana: la fuerza, el poder, la esencia, el espíritu, el alma. El nombre es lo de menos.
  3. Desintoxicar el cuerpo con un buen descanso, una buena hidratación, una buena alimentación y unos buenos complementos minerales.
  4. Activar el cuerpo a través del paseo, el deporte, el baile, el combate (boxeo, artes marciales)… cada uno a su gusto.
  5. Activar nuestra mente con buenas lecturas, formación, trabajo, reuniones, encuentros laborales enriquecedores principalmente. La televisión es una gran fuente de manipulación mental (y voy en serio).
  6. Activar nuestro corazón con ejercicio aeróbico: correr, pedalear, nadar, esquiar…Vamos ¡sudar! El complemento ideal a la activación del punto nº4.
  7. Potenciar nuestro empoderamiento a través de la contemplación, la meditación, la respiración, el yoga…Tai-chi.
  8. Trabajar las conexiones humanas con un café, una cerveza, una comida, una cita romántica, entre otros (Twitter, Google+, Facebook… con moderación, que son los primos de la Televisión).
  9. Fluir y dejarse llevar con alegría, sentido del humor, sueños, risas, caricias, besos, viajes…
  10. Último pero no menos importante: Tener un reto, un objetivo, un plan, una aventura, una pasión, una misión, un deseo.

Desde luego puede haber muchos más pasos para entrar en Acción Con Alegría (es el nombre de mi blog) pero:

Los 3 primeros pasos son básicos

Conocerse, conectarse, desintoxicarse

Y no digo que sea sencillo. Pero esta primera fase es fundamental. Es el pilar que lo sostiene TODO. Es lo que muchos llaman el autoconocimiento, el desarrollo personal, tomar conciencia. Estando en la era del conocimiento, existen muchos maestros pero mi preferido (por llevar 3 años trabajando a su lado) es Raimon Samsó. Y como he venido a conectar contigo, querido lector, te quiero dejar un vídeo para empresarios éticos.

Y si te has quedado con hambre de ética puedes buscar (es más divertido 🙂 ) el vídeo Conseguir libertad financiera siendo ético (es un vídeo de 1’47 minutos con muchas claves interesantes).

Los 3 siguientes pasos son vitales

Acción física, acción mental, acción emocional. ¡Acción con Alegría!

Y esta es mi nueva misión de vida. Como os he adelantado quiero introducir el deporte en la vida de los trabajadores conscientes para ayudarles a cuidar su cuerpo, y por ende, sus emociones. Quiero ser Diseñadora de emociones. ¡Un reto complicado! Pero una motivación que me hace compaginar todos los días la gestión de mi empresa con mi nuevo proyecto en la nube: convertir visitas en clientes. ¿Lo conseguiré?

Los 3 siguientes pasos son energéticos

Empoderarse, conectarse y fluir

Y la metáfora más bonita que se me ocurre para explicarlo con sencillez es el mantenimiento de un coche. Más bien un Ferrari. ¿Alguien se ha montado en uno? Yo me he montado en un BMW de 400 caballos (impresionante) y la última adquisición de nuestra empresa es un SCANIA R560 caballos, sí una cabeza tractora (The King of the road).

Vrum, vrum.

A los coches (o camiones) hay que echarles gasoil, mantenerlos y limpiarlos pero si no los echas a andar ¡no se hacen! Un coche hace de media 25.000 Kms/año y un camión 150.000 Kms/año.

Si cuidas tu cuerpo (comer-beber-dormir) y entras en acción (trabajo-familia-amigos) pero no te conectas con el mundo aportando valor a tus clientes (dinero consciente) las cosas no funcionan. Alguno lo llaman crisis. Yo lo llama seguir la manada, seguir la inercia y hacer las cosas sin pensar.

Y el último paso es para los que estamos en la Tierra

Dejar una huella de nuestro paso por ella

No sé si habré conectado contigo, querido lector, pero estoy segura, de que sí, te he hecho pensar sobre el camino que hay que seguir en Internet (o en los negocios en general) para conseguir clientes y convertir visitas en ingresos exponenciales.

¿Te ha quedado alguna duda de las nuevas tendencias en los negocios? Lo hablamos en el hilo de comentarios si te parece.

Artículos Recomendados