MANTENIMIENTO WEB PARA WORDPRESS

CÉNTRATE EN TU NEGOCIO Y OLVÍDATE DE WORDPRESS, POR SÓLO 30€/MES

MÁS INFORMACIÓN

Llega Microsoft a las redes sociales

Las últimas semanas han tenido una intensa actividad entorno a las redes sociales. Esto se debió principalmente a la llegada del Google+, que aún se encuentra en fase de prueba y sólo se accede a ella por invitación. Desde entonces se ha hablado mucho de los 750 millones de usuarios de Facebook, los más de 250 millones de Twitter y qué papel puede jugar Google en todo esto. En los últimos días llegó otro aditivo para incentivar aún más este tema, la posible red social de Microsoft.

Pensar que el gigante Microsoft está desarrollando su red social es una idea bastante coherente, con el papel y la popularidad que están teniendo estas redes no podría quedarse afuera. Lo que sí es polémico es la forma en que el público se informó del proyecto. Al parecer Microsoft filtró por error algunos detalles de su red, un accidente que corrió como reguero de pólvora por toda la web. Bien podría tratarse de una estrategia publicitaria para llamar aún más la atención.

La aparente filtración se dio a través del sitio Socl.com, una abreviatura de “social”. Actualmente si entramos a ese sitio veremos el anuncio de “Gracias por visitarnos. Socl.com es un proyecto en desarrollo de Microsoft Research que fue publicado en la web por error. No fue nuestra intención, honestamente”.

Por lo que algunos dicen que vieron el proyecto se llama “Tulalip”. Este es el nombre de una antigua tribu india que habitaba en la zona del estado de Washington, donde Microsoft tiene su sede. Una de las principales características sería la compatibilidad con Facebook y Twitter, permitiendo una conexión con ellas. A diferencia de Google, Microsoft ha mostrado cierta articulación con ellos.

El lema de Tulalip sería algo así como “Encuentra lo que necesitas, y comparte lo que sabes”. Tendría un sistema de búsqueda de contactos basado en su Bing. Algunos dicen que Microsoft llega tarde al mundo de las redes sociales, pero tratándose de ellos vale la pena esperarlos y ver de qué se tratará realmente.