DISEÑO Y DESARROLLO WEB CON WORDPRESS

TE AYUDO A CONVERTIR TUS GRANDES IDEAS EN REALIDAD

QUIÉN SOY ¡CONTÁCTAME!

Los peligros del piloto automático en el PPC

Si bien las campañas de PPC se mueven a un ritmo lento, los cambios y el éxito pueden darse de un momento al otro. Por tanto se necesita estar constantemente realizando un seguimiento y estudiando cómo podrían mejorar. Por ello, quitarles la vista de encima o “poner el piloto automático” puede traer consecuencias muy negativas. Veamos sino…

Hay muchas búsquedas que disparan nuestros avisos sin ser los casos que nos interesen. Es importante estar al tanto de posibles palabras clave que no estén dando los resultados esperados. Google Adwords tiene algunas herramientas para hacerlo pero hay que estar atento a ello. Al mismo tiempo podremos descubrir nuevas palabras clave que darían buenos resultados pero no se nos habían ocurrido.

No es lo mismo medir el rendimiento de una campaña desde los ordenadores que los dispositivos móviles como teléfonos y tabletas. Los resultados pueden ser muy diferentes y quizá queramos optimizar nuestra campaña para cierto tipo de ellos.

Hay ciertas campañas que no se desarrollan de igual manera a lo largo del año, muchos productos ven una variación en su consumo según épocas o momentos. Por ende, nuestra campaña deberá acompañar estos tiempos.

Google mostrará nuestros avisos en varios sitios, pero probablemente haya algunos donde no nos interese aparecer, quizá porque no son lugares donde se concentre gran volumen de nuestro público objetivo. El estudiar estos sitios y avisarle a Google que no son de nuestro interés redundará en una mejor exposición en los que sí nos interesan.

Hay otros problemas más básicos dentro de las campañas, como que se agote nuestro stock de cierto producto o que una página muestre algún tipo de error. Si estamos desentendidos de ello, no lo sabremos y comenzaremos a perder ventas.

Google Adwords está incluyendo nuevas funcionalidades y posibilidades a las campañas, si estamos atentos podremos aprovecharlas. Si no lo estamos, podríamos comenzar a descender en nuestros rendimientos y será difícil recuperarnos cuando sea demasiado tarde.