SOLUCIONES WORDPRESS PARA EMPRENDEDORES

TE AYUDO A CONVERTIR TUS GRANDES IDEAS EN REALIDAD

QUIÉN SOY ¡CONTÁCTAME!

Pilares de la rentabilidad en Google AdSense

Quienes quieran tener un sitio altamente rentable gracias a sus visitas diarias mediante Google AdSense tienen mucho para hacer. Luego de varios años de utilización de este servicio, teorías que se probaron, mitos que se derrumbaron y muchas horas de trabajo, la mayoría de los webmasters están de acuerdo en que hay 4 pilares principales como estrategia para tener un sitio rentable mediante Google AdSense.

Optimizar la ubicación de los avisos

Esta posiblemente sea una de las estrategias más obvias y sencillas. El probar diferentes ubicaciones de los avisos buscando la que dé como resultado las mayores ganancias es algo casi de sentido común, pero a pesar de ello puede representar grandes diferencias. Si bien cada sitio tiene su punto más óptimo, que sólo puede hallarse tras un exhaustivo ensayo, éste generalmente se encuentra en la parte superior de la misma.

Mantener al visitante en la página

Los sitios donde los visitantes pasan más tiempo navegando suelen ofrecer una imagen más seria y profesional que aquellos cuyas visitas, a pesar de ser muchas, abandonan rápidamente el mismo. Esto a la larga permitirá pedir un mayor pago por clic. Aquí el desafío es mantener al visitante, alentarlo a explorar y navegar exhaustivamente por toda la web.

Aumentar el tráfico orgánico

Si bien es cierto que cuantas más visitas mayores serán los ingresos, no todas las visitas representarán una ganancia igual. Hay visitas que llegan desde los medios sociales y hay quienes llegan desde los motores de búsqueda, por ejemplo. En cuanto a Google AdSense, el tráfico orgánico, el que proviene de los motores de búsqueda, tiene mayores posibilidades de pagar más. La razón es que quienes llegan de esta manera están buscando algo en particular, que los orientó en la búsqueda y los hace más propensos a hacer clic en los anuncios.

Reducir el tiempo de carga del sitio

Esto responde a una clave muy sencilla: quienes navegan por internet son impacientes. Si la carga de la página demora más de unos 8 segundos comenzarán a perder interés en la misma y rápidamente la abandonarán. Por consiguiente se perderá la posibilidad de que hagan clic en los anuncios.