DESARROLLO WEB CON WORDPRESS

TE AYUDO A CONVERTIR TUS GRANDES IDEAS EN REALIDAD

SERVICIOS FORMACIÓN

Los 4 pilares a tener en cuenta para la viabilidad de un negocio

Las personas de negocios con iniciativa, creatividad y ganas de triunfar, suelen pasar mucho tiempo buscando una idea revolucionaria que les permita dar el gran salto. Algunas pocas veces esa idea se encuentra y la vida cambia radicalmente, pero en la mayoría de los casos no se llega al éxito y la búsqueda del negocio espectacular continúa. Para ese proceso de análisis e investigación previo que tan importante es, presentamos aquí 4 pilares que recomendamos estudiar antes de aventurarnos en un proyecto.

Materia prima

Para comenzar todo negocio necesita insumos, materia prima. Hay entonces que asegurarse que tendremos al alcance todo lo necesario para desarrollarlo. Es fundamental contar con una buena cantidad y oferta de proveedores, de manera que no podamos ver interrumpido nuestro negocio por causa de falta de suministros. Cuantos más proveedores mejor, tendremos mayor oferta y precios para elegir.

Competencia

Para continuar hay que ver quiénes serán nuestra competencia. No estaremos solos en nuestro nicho de mercado y es bueno comparar la demanda con la oferta. No seamos poco humildes para reconocer que no sólo nosotros tenemos ideas brillantes. Reconozcamos otros negocios en el rubro, sus productos y sus precios. Inevitablemente todo esto influirá en nuestro producto. También es importante estudiar los procedimientos para entrar al mercado, informarse sobre las normativas, restricciones, permisos necesarios, etc.

Opciones alternativas a nuestro producto

Algo muchas veces ignorado son los productos sustitutos, opciones alternativas. Quizá nuestro producto es excelente, pero su precio lo hace difícil de comprar, por lo que el público podría elegir prescindir de él y utilizar otro parecido. Echemos un vistazo también a los posibles productos sustitutos al nuestro en el mercado.

Los clientes

Por último, pero por supuesto no menos importante, está el público, los clientes. Hay que identificar quiénes son los potenciales clientes, ¿quiénes querrían comprar nuestro producto? ¿Por qué? Hay que seleccionar una porción del mercado, un público objetivo y centrarnos en él. Eso nos permitirá conocerlo mejor y desarrollar mejores estrategias.