DESARROLLO WEB CON WORDPRESS

TE AYUDO A CONVERTIR TUS GRANDES IDEAS EN REALIDAD

SERVICIOS FORMACIÓN

Lady Lovelace, el primer programador de la historia

Pocos conocen la historia de Lady Ada Augusta Byron King, condesa de Lovelace. Su nombre antes de casarse era Ada Augusta Byron, nació en Gran Bretaña en 1815 y allí vivió y estudió, especializándose en ciencias y matemática. Tuvo grandes maestros de su época, como Augustus De Morgan, primer profesor de matemática en la Universidad de Londres, y Charles Babbage, catedrático de la Universidad de Cambridge y conocido como el “Padre de las Computadoras”, quien le otorgó a Ada el apodo de “The Enchantress of Numbers”.

Babbage la bautizó de esta manera al impresionarse por su entendimiento y manejo del computador, con lo cual la hizo partícipe de sus trabajos. Ada desarrolló el procesamiento de símbolos, previendo la capacidad de los computadores para realizar más que cálculos. Innovó conceptos en cuanto a lenguajes de programación y algoritmos de instrucciones con funcionamiento en bucle.

Actualmente es reconocida como la primera en trabajar en torno a un lenguaje de programación, según sus notas. También ahondó en el estudio de la “máquina analítica”, llegando a la conclusión que ésta no podría generar conocimiento, sino dar como resultados de operaciones información previamente conocida.

Destacan sus escritos sobre la “máquina analítica” de Babbage, que datan de 1843, máquina que no fue físicamente construida. Por las características machistas de la sociedad inglesa de la época y la poca importancia que recibían los estudios de las mujeres, Ada firmó el trabajo sólo con sus iniciales y adoptó el apodo de “analista”. Es catalogada como el primer programador de la historia, escribiendo un programa con símbolos que permitía calcular los números de Bernoulli utilizando dos bucles. Otro de sus aportes más conocidos es la idea de la utilización de las tarjetas perforadas para el ingreso de información.

Su título de condesa deriva de su matrimonio con el conde de Lovelace, William King, cuando ella tenía apenas 19 años de edad. Falleció en la ciudad de Londres en 1852. Su padre, que la abandonó de niña dejándola a cargo de sus abuelos, fue el famoso poeta Lord Byron.