DISEÑO Y DESARROLLO WEB CON WORDPRESS

TE AYUDO A CONVERTIR TUS GRANDES IDEAS EN REALIDAD

QUIÉN SOY ¡CONTÁCTAME!

La priorización, clave de productividad y éxito

Una de las características de nuestra sociedad de hoy es la multitarea. Las personas solemos tener muchas cosas para hacer e intentamos ir llevándolas adelante al mismo tiempo, en forma casi simultánea. Nuestras empresas son muchas veces también víctimas de esta forma de trabajar. Frente a las diversas tareas que toda empresa tiene, frecuentemente sus trabajadores y recursos están repartidos en varias actividades al mismo tiempo, que tienen como resultado una baja en su performance. ¿Cuál es la solución a este fenómeno? Priorizar.

La priorización no necesariamente significa dejar tareas de lado, sin realizar. Más bien es privilegiar algunas sobre otras. Esto representa destinar más y mejores recursos a algunas actividades, en cierto momento, sobre otras. Cuando hablamos de recursos no nos referimos únicamente a dinero o algo material, sino también a tiempo y personas.

Uno de los obstáculos que tienen las empresas y sus máximos responsables a la hora de priorizar es la dificultad de delegar. Sería recomendable que las cabezas de una organización se centren en las tareas más importantes, deslindándose de las secundarias. Para ello es necesario delegarlas a otros empleados y esto no siempre es tan sencillo. A veces las personas creemos que somos capaces de todo o que nadie hará las cosas tan bien como nosotros. Esto simplemente es una debilidad en la capacidad de liderazgo de un directivo.

Otro factor común en las empresas de hoy en día es el querer abarcar un gran espectro de productos y servicios en su actividad. Hay resistencia a centrarse en menos, para hacerlo mejor. Puede pensarse que abarcando mucho hay más posibilidades de ingresos. Esto es parcialmente cierto, o puede serlo a corto plazo. La calidad de un producto siempre prevalecerá al final y quienes se especializan en algo tendrán mejores resultados.