SOLUCIONES WORDPRESS PARA EMPRENDEDORES

TE AYUDO A CONVERTIR TUS GRANDES IDEAS EN REALIDAD

QUIÉN SOY ¡CONTÁCTAME!

Redacción de Textos SEO: 2 Reglas de Oro

La clave del éxito de todo Sitio Web son sus contenidos, pero los contenidos por si solos podrían no ser tan útiles si no agregamos un poco de “pimienta” a cada artículo, es decir un estudio bien realizado de keywords, y una redacción atractiva no solo para los lectores, sino para los robots de los motores de búsqueda.

Mientras lees este artículo, el motor de búsqueda de Google o Yahoo podría estar indexando este artículo en su base de datos, en la categoría de SEO. El objetivo es, como ya se mencionó, escribir para informar tanto a los lectores, como a los motores de búsqueda.

Para cumplir esta premisa no se trata de redactar textos incomprensibles para el ser humano, priorizando lo que el robot debe encontrar; al contrario, se trata de redactar textos útiles e interesantes para el usuario, utilizando sabiamente las keywords apropiadas para que el robot sepa sacar conclusiones. He aquí algunos consejos que te servirán para lograrlo:

El título: traidor o fiel aliado.

El encabezado, que en código HTML se marca como H1, es algo a lo que los motores de búsqueda prestan especial atención, por la lógica de que el titular define el contenido. Es por eso que debemos colocar las keywords más importantes en el encabezado, y de preferencia entre las primeras 3 palabras de este, de modo que lectores y robots entiendan claramente de lo que se trata el contenido, y como ejemplo, el encabezado de este artículo.

El truco (¿sucio?) de los juegos de palabras.

Muchos redactores utilizan juegos de palabras para lograr el objetivo de colocar determinadas palabras clave, tal como las buscan los usuarios en los motores de búsqueda. La verdad es que ese es un truco bastante bajo para el lector, que se enreda entre palabras y en muchas ocasiones simplemente concluye la lectura con un sabor a estafa entre los dientes.

Además de antipático a la vista, este jueguito de palabras es peligroso, pues mucha gente saca en limpio que el redactor es un solemne torpe, que no tiene idea de cómo juntar dos palabras para darles sentido y gracia, o peor aún: que no tiene idea de lo que está hablando, y en consecuencia, no vuelve por más.

Lo mejor es escribir para las personas, utilizando keywords que se acerquen lo más posible a la frase buscada por el robot.