AYUDA WORDPRESS PARA EMPRENDEDORES

TE AYUDO A CREAR Y MEJORAR TU PÁGINA WEB

CONTÁCTAME

Cómo sacarle el máximo provecho al PPC

Hay dos maneras de mirar el pago por clic para cualquier persona: como cliente de un programa de anuncios del tipo Adwords o cualquier otro, para las campañas publicitarias de los productos o servicios que anuncias en tu sitio Web, y como usuario de Internet, que gana al día entre 10 y 30 céntimos por dar clic sobre ciertos anuncios comerciales en diversos sitios Web.

Exacto, suena espantoso aquello de ganar calderilla por dilapidar tu tiempo un buen rato frente al ordenador, pero hay quienes gustan de hacerlo, pese a que es tan solo una pérdida de tiempo. Lo anotamos a manera de advertencia para quienes aún crean que aquello es rentable de alguna manera.

De lo que queremos hablarte aquí es de la mejor manera de optimizar tu sitio Web, la campaña y las condiciones para publicar obteniendo las mejores condiciones.

Una imagen habla más que mil palabras…

Pero nunca está por demás el mencionar unas pocas. No cabe duda de que en el pequeño espacio de un anuncio publicitario es difícil mencionar las maravillas de un producto, es por eso que debemos recurrir a la imagen. Esta debe ser “limpia y al grano”, para transmitir con claridad meridiana lo que queremos dejar en la cabeza de quienes miren el anuncio.

Por ejemplo, si nuestro producto son las artesanías, qué mejor que la foto más espectacular de una de nuestras obras maestras, acompañada de un texto sencillo pero explícito como “el arte de comprar lo más bello”.

Queda claro que si pones “el arte de comprar lo más vello” en tu anuncio, sólo conseguirás burlas y descrédito: VERIFICA tu ortografía, y la exactitud de la imagen. Hay anuncios publicitarios de marcas famosas, que han sido causa de burla a nivel mundial por errores absurdos de algún diseñador despistado.

Perfecciona cuidadosamente la página de destino del anuncio publicitario

Organiza el espacio para provocar que el usuario NO encuentre una página repleta de imágenes con colores escandalosos que digan “Clic aquí para comprar mi producto”, sino que guíen al usuario (sin que este se pierda en el camino), hacia aquello que tu producto ofrece y no tiene tu competencia.

Si finalmente el usuario decide no comprar, dale la oportunidad de informarse con datos que le parezcan realmente interesantes, como consejos, promociones y ofertas ventajosas para él, con tan solo registrarse a un boletín. Esa masa de “mirones”, son verdaderos clientes potenciales, porque YA han manifestado su interés en el producto.