DESARROLLO WEB CON WORDPRESS

TE AYUDO A CONVERTIR TUS GRANDES IDEAS EN REALIDAD

SERVICIOS FORMACIÓN

Aumenta la Tasa de Apertura en tus campañas de eMail Marketing

Las campañas de eMail Marketing han demostrado su efectividad. Hoy en día la inmensa mayoría de los emprendedores en Internet, tanto de gran como pequeña escala, utilizan esta técnica en sus negocios. Si bien muchos aspectos inciden en el éxito de la campaña, nos concentraremos en cómo incrementar nuestra tasa de apertura de los correos que enviamos.

Es evidente que el contenido debe ser de interés para que la campaña sea exitosa, pero el simple hecho de hacer que alguien abra nuestros correos es un primer obstáculo que muchas veces es pasado por alto. Pregúntate a ti mismo: ¿por qué abriría un correo de una empresa de la competencia?

Primera impresión

Lograr una buena primera impresión es fundamental. Lo primero con lo que se encuentra una persona que recibe un correo es el remitente y el asunto del mensaje. En cuanto a esto hay estudios que demuestran que dar un toque personalizado al correo aumenta la posibilidad de que sea abierto. Por tanto es mejor que sea recibido de una persona, con nombre y apellido, que de una fría dirección como “ventas@empresa.com”.

Asunto del eMail

Pero probablemente sea el asunto del correo lo que influya en mayor medida si será leído o no. Evita palabras o frases como: gratis, ayuda, descuento, recordatorio; suenan a spam y generan desconfianza. El dar una ubicación geográfica es muy positivo. Cambiar el asunto en los mensajes de la campaña, si siempre recibimos mensajes con el mismo título (o casi el mismo) provocaremos desinterés. Se conciso y directo, intenta utilizar menos de 50 caracteres para comunicar. Cuanto más personalizado y orientado a un público objetivo en concreto, mejor.

Horario de Entrega

Tengamos en cuenta también el horario de entrega, muy temprano en la mañana no es lo mejor, probablemente queden detrás de otros mensajes que llegarán antes de ver el nuestro. Mantente al tanto de los criterios que utilizan los filtros anti-spam de los servidores de correo para evitar que tus mensajes sean descartados, como por ejemplo usar muchas mayúsculas o signos de exclamación. Ten en cuenta las direcciones que “rebotan” tus correos y dejan de enviar mensajes.