SOLUCIONES WORDPRESS PARA EMPRENDEDORES

TE AYUDO A CONVERTIR TUS GRANDES IDEAS EN REALIDAD

QUIÉN SOY ¡CONTÁCTAME!

Las 10 razones por las que no consigues vender en Internet

Vender en Internet

Éste es un post invitado de Agustín Grau.

Una de las principales razones por las que nuestra empresa está en el canal online es para vender en Internet. Puede ser ésta la razón principal de su existencia en la red, o bien una finalidad no directamente perseguida pero sí en algún modo esperada. No se entiende de otro modo que gastemos tiempo y dinero en algo que no nos va a producir un beneficio económico en uno u otro sentido.

Para ello el mecanismo que utilizamos es la creación de un sitio web, de una página web que nos permita conectar con nuestra clientela y mostrarles (ofrecerles) lo que hacemos. Ahora bien, no basta con crear una página. Ésta debe reunir los requisitos necesarios y ser utilizada en la forma correcta para conseguir su finalidad. De otro modo, es como si no tuviéramos nada: lo tenemos, pero no nos sirve, que para el caso viene a ser lo mismo.

Errores más frecuentes por los que no consigues vender en Internet

Vamos a examinar los diez errores que quizá puedas estar cometiendo, y los vamos a dividir en dos grupos: aquellos relativos a la página web en sí y aquellos relativos a la utilización (o no utilización) que estás haciendo de la misma.

Relativos a la página en sí

#1. Presentar un diseño pésimo
No importa lo fantástico que sea tu producto: si la imagen de tu web no es atractiva, cálida y no invita a permanecer en ella, no conseguirás nada. Y ello porque el visitante no se queda, se va, y en consecuencia no puede ver el producto ni comprarlo.

Todo nos entra por la vista, no nos engañemos. Después veremos las cualidades o calidades del producto, pero si previamente no nos entra por los ojos, nos vamos.

Así que, primera lección: si tu diseño web es aburrido, feo, monótono… tu empresa no consigue vender en Internet.

#2. La pagina presenta detalles “incalificables” de los que dañan la vista
¿A qué me estoy refiriendo? A las faltas de ortografía, por ejemplo.

Los detalles son la esencia de todo. Una “hache” o una “uve” mal colocadas (o no colocadas) son detalles que indican que el sitio no tiene la suficiente calidad o no está lo suficientemente cuidado como para ofrecer un buen producto. Puede ser que después éste sea estupendo, pero la primera impresión es mala.

Y si la primera impresión es mala, te vas y no compras, con lo cual tu empresa no consigue vender en Internet.

#3. La estructura y organización de la página es confusa
Esto lleva como consecuencia que la gente no encuentra lo que quiere. Empieza a navegar, cree que va a un sitio pero aparece en otro, no encuentra el formulario que busca, hace clic y no se abre la pestaña, etc.

Se cansa, se aburre y se va: una, por imposibilidad material de conseguir su objetivo, y otra, por la mala imagen que damos.

#4. La velocidad de carga de la página es muy lenta
Aunque la página sea estupenda, si la velocidad de carga es lenta el visitante se marcha y nuestra empresa no consigue vender en Internet.

La velocidad se impone en todo. El visitante web no tiene tiempo para esperas: navega, visita sitios y corre por la red buscando información de lo que le interesa y escaneando lo que ve. No puede esperar a que nuestro sitio cargue. Si no carga, se va, porque productos y páginas hay muchos.

Puedes aprender más sobre esto, y mejorar la velocidad de carga de tu sitio en WordPress a través del tutorial que puedes acceder a través del link.

#5. Tienes un SEO pésimo y no te encuentra nadie
Si eres lector de José Antonio imagino que sabes lo que es el SEO. Caso contrario, puedes leer este completo tutorial SEO para WordPress con herramientas y explicaciones.

En cualquier caso, brevemente: tu página web debe estar optimizada para aparecer en los buscadores y que la gente la encuentre.

En el ciber espacio la competencia es brutal: hay mucho comprador pero también mucho producto para comprar.

Si los compradores no te ven, no te encuentran, ¿qué ocurre? Efectivamente: que tu empresa no consigue vender en Internet.

#6. Ofreces cosas que la gente no quiere aunque tú estés empeñado en que sí las quiere
Evidentemente no sólo la página, sino el producto también cuenta. Hay que ofrecer lo que la gente quiere, no lo que tú crees que quiere.

A todos nos ha pasado: enamorarnos de productos y servicios que creemos van a triunfar y fracasar después estrepitosamente. ¿Porqué? Porque es lo que nosotros queremos, no lo que la gente quiere.

Se impone, en consecuencia, el estudio previo, el análisis de mercado, el estudio de las palabras clave, de los criterios de compra… para conocer lo que el cliente busca. Y si realizas bien este trabajo, no solamente conseguirás vender sino tener más beneficios donde hay menos competencia.

Relativos a la forma en que utilizas (o no utilizas la página)

Una vez que tenemos una página web en condiciones y un producto que la gente quiere, debemos seguir haciendo las cosas bien para no cometer los errores que todavía podemos cometer.

¿De qué estamos hablando? Vamos a verlo.

#7. No promocionas tu página de ninguna forma
Es decir, crees que sólo con tenerla es suficiente.

El marketing y la promoción lo es todo, y no sólo en el mundo virtual. Tu página debe aparecer, a través de diversas estrategias, donde estén tus clientes, de otro modo no venderás. Tener una tienda on line o un portal estupendos que nadie visite, porque no los encuentran, es una garantía segura de fracaso.

#8. No utilizas las redes sociales
Relacionado con el anterior tenemos el siguiente error: no utilizar las redes sociales para interactuar y relacionarte con tus clientes.

Aunque últimamente hay un cierto debate respecto a la efectividad real de las redes sociales, especialmente de algunas, lo cierto es que debes utilizarlas y estar en ellas, utilizando el lenguaje adecuado a aquella en la que estés.

Puede que no sean canales directos de venta, pero indudablemente ayudan y cooperan a tu objetivo, que no es otro que tu empresa consiga ventas en Internet.

#9. Utilizas las redes sociales solo para publicitarte en plan SPAM
También relacionada con la anterior. La gente no es tonta y en Internet menos. Si crees que una red social es un escaparate gratuito en el que repetir hasta la saciedad lo bonito y lo maravilloso que es tu producto, creo que debo decirte que tienes el fracaso más bien cerca.

Debes aportar valor, resolver dudas, contestar preguntas, interactuar sinceramente con tu clientela, y así permitir que descubran que eres una persona, una empresa real que ofrece un producto real y que sirve. Lo demás es propaganda gratuita y sin sentido.

#10. No tienes una estrategia de fidelización de clientes
Llegando al final vemos que si tienes un buen producto que ofreces a través de una buena web, la cual está donde debe estar, interactuando eficazmente con sus clientes, y has hecho todas las tareas correctamente, ¿qué te falta? Fidelizar a esos clientes, es decir, mantenerlos, afianzarlos, conseguir no sólo que compren si no que sigan comprando y atraigan a más clientes.

¿Cómo se consigue eso? A través de diversas estrategias, pero desde luego la estrella es el email marketing y las listas de correo. Si no sabes de qué estamos hablando, no te preocupes, porque un auténtico especialista te lo explica todo aquí.

Y hasta aquí, querido amigo. Espero que estos posibles errores te hayan hecho reflexionar y mejorar tu estrategia en la red. Te deseo lo mejor y, ¡no lo olvides!, si te ha gustado el post puedes compartirlo en las redes sociales.

Artículos recomendados