DISEÑO Y DESARROLLO WEB CON WORDPRESS

TE AYUDO A CONVERTIR TUS GRANDES IDEAS EN REALIDAD

QUIÉN SOY ¡CONTÁCTAME!

La viralidad es la luz de los contenidos publicados

Las redes sociales dan un gran abanico de posibilidades para promocionar nuestro negocio. Pero de todas ellas, probablemente la preferida por todos es la de poder reproducir nuestros contenidos publicados a través de las cuentas de miles de personas, lo que se conoce como “marketing viral”. Vamos a ver aquí algunos consejos para que nuestros contenidos sean “compartidos” por muchos otros usuarios que los promocionen por nosotros.

Llamado a la acción

Una característica de los contenidos que son compartidos por las redes es que tienen un fuerte llamado a la acción, un impulso a que la gente haga algo. Para que alguien re-twitee nuestra publicación, la comparta en Facebook o en su grupo de LinkedIn, ésta debe llevar a quien la lee a la acción.

Llamar la atención

En especial los contenidos deben llamar la atención de personas que se encuentren con cierto aburrimiento o con ganas de cambiar su vida en algo. En general es esta gente la que pasa más tiempo en las redes sociales buscando algo nuevo o porque no tienen nada mejor que hacer.

Horario de las publicaciones

Algo no menor a tener en cuenta es el horario de nuestras publicaciones. Si posteamos algo en la red por ejemplo de madrugada, estaremos reduciendo nuestras posibilidades de éxito. Deberíamos también tener en cuenta si apuntamos a un público que no se encuentre en nuestra misma zona horaria, ajustemos nuestra hora de publicar.

Crear contenidos interesantes

Otro factor, bastante evidente quizá, es que nuestros contenidos sean de interés y calidad. Debemos encontrar algo que aporte al público, que sea original y novedoso. Démosle una razón por la cual ellos también querrían publicarlo en sus cuentas.

Facilitar la tarea de compartir

Por último hagamos más sencilla la tarea de compartir nuestros contenidos. Ofrezcamos al lector todas las herramientas necesarias para compartir nuestros artículos. Instrumentemos todos los botones, enlaces y funcionalidades de manera que la tarea sea tan simple como un clic.